“Un acorde menor” de Carolina Casado

cubierta-acorde-652x1024Título: Un acorde menor.

Autor: Carolina Casado.

Editorial: Versatil.

Género/s: Psicológico, Romance, Juvenil.

Nº de páginas: 426.

Autoconclusivo.

 

 

Sin título-5 Sinopsis Sin título-5

Becca Price se ha rendido. A sus 17 años, solo es capaz de sentir alivio deslizando una cuchilla de afeitar sobre su piel. Tras un intento de suicidio, su madre decide internarla en el Centro de Salud Mental Delva, un psiquiátrico de Londres, en contra de su voluntad. Por suerte, no estará sola.

 

Anna, su compañera de cuarto, es descarada y decidida, aunque los límites que le impone su mente son más férreos que las paredes del psiquiátrico. Elizabeth prefiere ocultar su cuerpo tras anchas sudaderas para que nadie pueda decirle lo que su reflejo le repite día tras día. Gus vive obsesionado con la idea de poder ser contagiado por todo tipo de gérmenes. Y Alec esconde un océano embravecido tras sus ojos azules que solo se calma cuando Becca se cruza en su camino.

 

Aquel lugar, una prisión para ella al principio, pronto se transformará en lo más parecido a un hogar que ha tenido nunca. Martha, psicóloga del centro, buscará encontrar la causa de esa tristeza que lleva años consumiéndola, aunque Becca no se lo pondrá fácil. Sus demonios, siempre presentes, solo le ofrecen un descanso cuando la música los aleja.

 

Sin título-5 Opinión Personal Sin título-5

Como en alguna otra ocasión en la que la lectura podía ser dura para algunas personas, vamos a copiar parte de la nota que la autora tuvo el detalle de incluir antes de comenzar el primer capítulo de la novela.
“[…]La novela trata temas como la depresión, el suicidio, la autolesión y otros problemas de salud mental, como los trastornos alimenticios y la ansiedad.[…]”

Recordad que estas enfermedades, como cualquier otra, no os identifican como personas. Si necesitáis ayuda, pedidla. Aquí os dejamos unos teléfonos gratuitos y que respetan la confidencialidad (los cuales también aporta la autora en dicha nota).
Teléfono de la Esperanza: 717 003 717.
Fundación ANAR: 900 20 20 10.


Poco a poco nos vamos encontrando con novelas que tratan los temas de la salud mental y eso siempre es de agradecer, ya que le dan una visibilidad que nunca han tenido. Siempre se han tratado estas enfermedades como un tema tabú, algo que había que ocultar para no sentirse señalado, marginado o juzgado. Todo esto tiene unas razones más lógicas de lo que podemos pensar, miedo. El miedo a lo desconocido, a lo que no entendemos, a lo que no sabemos afrontar. Ese miedo nos lleva a rechazarlo, alejarlo de nuestras vidas o pensamientos, tratando de esa forma dejarlo en el olvido, pero esa no es la solución y por suerte empezamos a ser conscientes de ello.

Libros como este ayudan tanto  a las personas que padecen alguna de estas enfermedades, como a los que no. Este es un medio magnífico para que se dé visibilidad, para que los afectados se sientan menos solos, para que sepan que no hay nada malo en ellos, simplemente necesitan ayuda igual que la podemos necesitar cuando enfermamos de algo físico. También para que la gente cercana sepa ver ciertos síntomas y que, dentro de sus posibilidades, sepan cómo actuar y entiendan mejor a sus seres queridos.

 

En el caso de “Un acorde menor”, la autora no se conforma con mostrarnos una única patología, sino que nos adentra un poco más en este mundo tan amplio de la psicología. Esto hace que uno de los puntos fuertes de la lectura sea lo fácil que es en algunos momentos sentirnos identificados hasta cierto punto, porque todos hemos pasado por malos momentos, todos nos hemos sentido incomprendidos alguna vez y, por desgracia, la baja autoestima está más presente en la sociedad de lo que debería. Puede que penséis que entonces, tal vez, esta lectura sea demasiado dura, pero nada más lejos de la realidad, es una lectura llena de esperanza, e incluso viendo ciertas situaciones podemos llegar a pensar que esa montaña que teníamos que escalar resulte ser tan solo un montículo que atravesar.

Esta novela nos ayuda a entender mejor a los pacientes de salud mental al ser un libro narrado en primera persona por una chica, Becca, que padece depresión. Muchas actitudes que son difíciles de comprender si no se ha pasado por algo así, pero tras leer el libro resultan más comprensibles. Ponernos en el papel de la protagonista es una medida muy inteligente tomada por Carolina, la escritora, para hacernos ver todo lo que puede llegar a pasar por la mente de estas personas. Sin duda, el hecho de haber estudiado psicología aporta muchos matices a la lectura y comprensión de cada caso.

 

Durante el libro iremos viendo la evolución de Becca desde su intento de suicidio y consecuente internamiento en el centro de salud mental. Sus relaciones cercanas han desaparecido, no tiene amigos y la relación con su madre es insostenible.

Durante su estancia en el centro conocerá a otros jóvenes que, como ella, no están pasando por su mejor momento, pero se dan cuenta de que entonces igual no están tan solos como pensaban.

Anna es su compañera de cuarto y todo lo contrario a Becca, es una chica extrovertida y algo obsesionada con la moda. Ella ha sido, sin ninguna duda, mi personaje favorito. Es esa amiga que todos deberíamos tener, aunque no queramos. Esa que te dice las cosas incluso aunque no quieras escucharlas, pero que también está dispuesta a prestarte su hombro si te hace falta.
Con ella llega a un pacto para no hablar sobre qué les ha llevado al psiquiátrico (pacto que se extenderá al resto del grupo), de esta forma ambas se sienten más libres para tratar con la otra.
Este es un detalle que te permite ver lo mucho que nos importa, a todos y cada uno, lo que puedan pensar los demás, esos juicios que puedan hacer sobre nosotros, que no nos vean como somos, sino a la enfermedad o pasado que nos acompaña.

Alec es la luz en la oscuridad, un chico que no entendemos muy bien qué hace en ese lugar, pero que parece iluminar cualquier sala en la que se encuentra y de algún modo esto ayuda a Becca a avanzar.

Pero no vamos a quitarle por ello la importancia que Martha, la psicóloga de los chicos , se merece. Mediante sus terapias, herramientas y recursos consigue poco a poco abrirse un hueco en sus corazones y sobre todo, en sus mentes.

 

Lo complicado de las enfermedades de salud mental es la dificultad para superarlas del todo, en ocasiones hay que convivir con ellas, ser fuerte y tener presente que se puede seguir adelante. Habrá días mejores y días peores, pero no hay que rendirse.

“Un acorde menor” trata de enviar un mensaje de esperanza, dejando claro que todo se puede superar, que no estamos solos, que no es malo pedir ayuda y que hay formas para abordar cualquier problema, sólo hay que dar con ella.
En la vida no existiría la oscuridad si no existiera la luz y es algo que hay que tener presente. Habrá días en los que no seamos capaces de luchar por nosotros mismos, es entonces cuando debemos contar con la gente que nos apoya, porque están ahí, sólo hay que dejarlos acercarse, porque con una mano amiga cualquier situación parece menos complicada.

Sólo nos queda agradecer a Carolina Casado el haber compartido parte de su experiencia y conocimientos con el mundo.

 

Sin título-5PuntuaciónSin título-5

Puntuación calcetín 5

15 comentarios sobre ““Un acorde menor” de Carolina Casado

Agrega el tuyo

  1. ¡Hola, elfinas!
    No sé si este es el mejor momento de mi vida para leer este libro, pero lo que sí sé es que tarde o temprano acabará en mis estanterías (físicas o virtuales). Mil gracias por una crítica tan completa y por dar cobertura a esta historia que todo el mundo debería leer al menos una vez en la vida.
    Un abrazo y felices lecturas :3

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Ana!

      Muchas gracias por leer y comentar.

      Ya sabes que este tipo de historias hay que leerlas cuando uno esté preparado, así que sin prisa. Sé que cuando puedas lo harás porque todo lo que aporte está en tu punto de mira y este libro lo hace.

      ¡Calcetines!

      Me gusta

  2. Me encanta leer tus reseñas, porque es una ventana en muchas ocasiones a libros que, de otra forma, no conocería. Y es que este tipo de historias no son muy para mí, reconozco que igual que sucede con el cine, los literatura debe abordar cuestiones duras, pero en mi caso utilizo está pasión como vía de escape de la realidad. Supongo que por eso un gran porcentaje de mis lecturas son de fantasía. No obstante, gracias por traernos un libro como este. Igual que el comentario anterior, creo que es muy útil llevarlo a las aulas y demostrar que hay salida en casos de depresión (la eterna olvidada en las enfermedades mentales). Un besazo 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola!

      No sabes la alegría que nos da leer eso, porque justamente es lo que queremos, enseñar libros nuevos a la gente, ayudar un poco a seleccionar sus lecturas según sus opiniones a partir de la información que podamos aportar y dar oportunidades a gente que tiene menos que otra.
      Se suele usar para salir de la realidad, y sí, la fantasía es el medio más directo para salir de nuestro día a día, aunque en mi caso cualquier cosa que no sea mi vida me sirve y si encima me aporta algo que poder aplicar en día a día mucho mejor.

      Nos vamos leyendo.
      ¡Calcetines!

      Me gusta

  3. ¡Hola, hola!

    Ay, por fin he podido pasarme a comentar esta reseña :’) ¡Me alegra que te haya gustado tanto! Ya sabrás que yo aún tengo pendientísima por leer esta novela, pero cada vez le tengo más ganas, sobre todo porque los temas que trata me interesan mucho y quiero ver/leer cómo los lleva la autora (y coincido contigo en que es importante que le den visibilidad a estos y otros temas). Que te hayas podido sentir identificada con la protagonista es un gran punto a favor, al igual que el hecho de que hayas notado una evolución en ella y ya tengo muchas ganas de conocerla y ver qué nos tiene que contar. ¡Espero animarme pronto a leerla, a ver si le hago hueco pronto, que seguro que me abre los ojos de alguna manera! *-*

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Eyyy!

      Pues sí, a ver si te animas pronto, porque siendo temas que te interesan y sabiendo que son tratados por una psicóloga que en un porcentaje está contando vivencias personales como paciente, es que son combos que no puedes dejar pasar.

      Ya nos dirás cuando la leas. Esperemos que te guste tanto como a nosotras.
      ¡Calcetines!

      Me gusta

  4. Yo también lo leí hace unos meses y me lo merendé bastante rápido, y eso que es gordito. Pensé que lo iba a pasar mal por los temas que trata, pero en absoluto. Solo hubo un par de escenas que me resultaron un poco duras (principalmente cuando Elizabeth habla de su trastorno y el capítulo 17 ó 18, si no recuerdo mal), pero estoy totalmente de acuerdo en que transmite un mensaje de esperanza. De hecho, lo mejor de esta historia es cómo evoluciona la protagonista, que pasa de verlo todo negro y querer hacerse daño a querer salir adelante y ayudar también a los demás a mejorar.
    ¡Calcetines con cerebros dibujados!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Kate!

      Sí, somos conscientes de que lo leíste (y no nos esperaste, maldita elfina libre).
      Está claro que el libro tiene sus partes más intensas y duras, pero el mensaje y como bien comentas, la evolución de los personajes tienen mucha más fuerza. Eso sumado a la música que van comentando (que si eres como yo pues vas a escucharla para meterte un poco en sintonía) pues bua, feelings a muerte.

      Calcetienes con emojis de mil expresiones diferentes.

      Le gusta a 1 persona

  5. Hola guapa,
    Bien sabes que ya leí el libro e hice la reseña, también hablé con la escritora, el libro está genial, tiene sus cosillas mejorables, pero es ideal para conocer como se vive en un centro interno de enfermedades mentales y como se afrontan, especialmente en la adolescencia, una etapa muy dura de nuestra vida.
    Besitos mil guapetona.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy buenas, Raquel.

      Sí, sé que lo leíste y vi la reseña en tu canal (si alguien no está suscrito/a no sé a qué espera). Lo que viste tú más flojo yo lo vi de otra forma, ya que está escrito en primera persona, entonces igual esa persona (aquí no se pueden hacer spoilers) que parece tan mala es porque a la protagonista le parece así de mala y no se ve la realidad ni el punto de vista de la otra persona.
      De todas formas yo los posibles puntos flojos que haya podido encontrar son con motivo, entonces como sé el por qué son así y no de otra forma, pues me parece perfecto para conseguir lo que se busca con esta historia, que es dar esperanza y mostrar que de todo se puede salir, que se puede pedir ayuda.

      Otro para ti y una lluvia de calcetines.

      Me gusta

    1. ¡Ahri!

      Pues me alegra mucho que estés tan motivada para leerlo. Entiendo que haya gente a la que pueda no gustarle este tipo de temáticas, pero creo que es con las que más se aprende, como bien has dicho, así que cuando lo leas espero que lo comentemos.

      Gracias por pasarte. Calcetines para ti.

      Me gusta

  6. Lo leí hace poco y lo recomiendo. Creí que se me haría duro en alguna ocasión, nada más lejos de la realidad. Me ha parecido precioso y una historia muy necesaria. Creo que es el primer libro que leo en el que tratan con tanta naturalidad este tipo de problemas. Y todos hemos pasado por un momento duro a lo largo de la vida; en la adolescencia, cuando los sentimientos están a flor de piel, es muy fácil sucumbir ante la presión, como por ejemplo es el caso de Elizabeth. Lo recomiendo a todo el mundo, y sobre todo que esté disponible en bibliotecas juveniles, porque como afirma la autora, hay salida a la tristeza.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola!

      Nos unimos a esa recomendación al mundo y para que esté en las bibliotecas.
      Totalmente de acuerdo contigo en cada palabra.

      Si te ha gustado la historia de Elizabeth igual te puede interesar también “Seré frágil”, tienes una reseña en el blog, échale un vistazo 😉

      ¡Calcetines!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: