“Frankenstein” de Mary Shelley

Frankenstein soñaba con desentrañar los secretos de la vida para engendrar a la criatura perfecta. Cuando hubo terminado su gran obra maestra, se arrepintió en seguida de ello, reconociendo que nadie debería jugar de esa manera a ser dios. Pero su gran error acabará volviéndose en su contra.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑