“Los niños de Babel” de Álvaro Vadillo

47165062._sy475_Título: Los niños de Babel.

Autor: Álvaro Vadillo.

Editorial: Ediciones Alféizar.

Género/s: Antología, Relato, Drama, Basado en hechos reales, Bélico.

Nº de páginas: 256.

Autoconclusivo.

 

Sin título-5 Sinopsis Sin título-5

Catorce impresionantes historias reales contadas en primera persona desde diferentes rincones del mundo. A través de la mirada de sus protagonistas los relatos nos acercan paisajes, culturas, religiones y costumbres muy diferentes que ponen el decorado a sus propias vivencias. En todos los casos las experiencias que se relatan son la de niños, que le confieren un significado especial a los diferentes dramas que se relatan.

Conflictos armados en Oriente Medio, inundaciones en Latinoamérica o genocidios en el corazón de África vividos y contados con la sensibilidad del propio protagonista, lejos del frío estilo periodístico al que estamos acostumbrados cuando nos acercamos a ese tipo de escenarios.

El lector viajara a través de los ojos de los niños a contextos tan dispares como la huida del Estado Islámico a través de las montañas del Kurdistán, a la lucha contra la epidemia del cólera en Haití en el seno de una familia que vive en la miseria, al drama de la emigración por el Estrecho vista desde el otro lado, a la experiencia de los niños soldado en países tan diferentes como Guatemala o Sri Lanka, a la supervivencia a los bombardeos de una ciudad sitiada por la aviación en Yemen, a los catastróficos efectos de El Niño en la comunidad guaraní de Paraguay, o a la manera de afrontar los maltratos en lugares tan cercanos como España, Cuba o Argentina.

Catorce historias reales que harán estremecer al lector por su crudeza, realismo y sensibilidad.

 

Sin título-5 Opinión Personal Sin título-5

Tengo la impresión, antes de ponerme a escribir, de que esta reseña será más corta de lo que os tenemos acostumbrados, pero no es porque haya menos que contar, sino que al tratarse de un libro de relatos, si hablamos mucho de cada historia (o poco) entraríamos en spoilers y, como ya sabéis, los tenemos prohibidos. Lo que sí podemos comentar son los puntos en común o la temática generalizada de los mismos.

 

La sinopsis de este libro es perfecta, cosa que no se suele dar. Nos explica sin paños calientes lo que nos vamos a encontrar en el libro. Relatos sobre sucesos reales ocurridos en diversas partes del mundo, todos ellos con una crudeza necesaria para dejarnos claro cómo se vive en algunas partes del mundo, incluso en nuestro propio país o a pocos kilómetros. Todo el mundo sabe que se pasa hambre en los países en vías de desarrollo, que hay guerras en el Oriente Medio o que se cometen asesinatos por los famosos diamantes de sangre. El problema está en que lo edulcoramos o peor aún, nos hemos acostumbrado tanto a la situación, a que las cosas sean así, que ya no nos impactan, pero el autor ha encontrado la forma de hacerlo. Ésta no es otra que ponernos en la situación REAL de los niños que tienen esas vivencias en su día a día (o las han tenido, ya que algunos no han podido sobrevivir a ellas).

 

Una de las cosas que más me ha llamado la atención, junto con los dibujos que acompañan a cada historia, es que los relatos datan de este último siglo, a excepción de dos o tres. Cuando piensas en tu vida y la comparas con la de estos niños se te encoge el corazón y no es para menos, porque este libro es una buena bofetada en la cara para cualquiera que lo lea.

Supongo que muchas de nuestras lectoras no le querrán dar una oportunidad porque son del pensamiento de “yo no leo para sufrir” o cosas por el estilo, que son respetables, pero que en este caso, al ser hechos reales, pienso que no deberían descartarlo. Las noticias hoy en día están manipuladas y poder ver la realidad puede ayudarnos mucho a mejorar como personas y a tener una perspectiva más acertada del mundo en el que vivimos.
Si bien los relatos son duros, no todos los finales son trágicos, lo cual indica que hasta de la peor de las circunstancias se puede salir, en unas ocasiones luchando, en otras por suerte y en algunas con ayuda.

 

Tal vez el juntar tantos relatos de la misma temática haga que éstos pierdan fuerza, de ahí que mi recomendación personal sea compaginarlo con otra novela, leyendo dos o tres relatos a la semana como mucho para evitar saturar al cerebro con información tan dura e insensibilizarlo, de forma que no nos impactaría tanto el último relato como pudo hacerlo el primero, cuanto todos tienen el mismo valor. Es de los pocos peros que le pongo a mi lectura y yo he sido la única culpable.

 

También indicar que Álvaro, el autor, nos deleita con descripciones, no sólo visuales, sino olfativas, en cada uno de los relatos de una forma nada tediosa (yo no soporto los libros que son muy descriptivos), consiguiendo transportarnos al país en el que ocurren los acontecimientos. Con estos relatos no sólo he aprendido muchísimo sobre la situación de los diferentes países, sino que he viajado a ellos, he podido sentir la calidez de su sol al amanecer, el olor a especias de sus calles cuando abrían los puestos del mercado y oír la música que tocaban en momentos felices.

Un libro escrito para hacernos sentir.

 

Sin título-5PuntuaciónSin título-5

Puntuación calcetín 4

 

Es posible que el cuatro sea por mi sensación al haber leído todos los relatos seguidos. Cabe la posibilidad de que si no lo hubiera leído de esta forma se hubiera ganado los cinco calcetines.


Queremos agradecer al autor, Álvaro Vadillo, el envío de los ejemplares para acercarnos a estas experiencias, por estar ahí ayudando en lo posible a los menos favorecidos y por su infinita paciencia con nosotras y nuestra eterna lista de pendientes.

 

8 comentarios sobre ““Los niños de Babel” de Álvaro Vadillo

Agrega el tuyo

  1. ¡Buenas!
    Estos son los tipos de libros que a mi me gustan, los que te hacen sentir y sufrir porque son lecturas con temas duros. Así que me apunto el libro para hacerme con él nada más pueda, mil gracias por la reseña y descubrirme este ejemplar.

    Besos, nos leemos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ahri!
      Perdón por tardar tanto. Y yo pensando que tú y yo no íbamos a coincidir en nada, jajajaja. Pues sí, a mí ese tipo de libros también me llegan muchísimo.
      Espero que te guste cuando lo tengas contigo.

      ¡Calcetines!

      Me gusta

  2. Buuffff!!! Qué libro, me ha encantado la sinopsis y tu crítica. Sin duda me voy a hacer con él, y eso que sé que la lectura va a ser durilla en más de una ocasión, pero el punto de vista de los niños en la narrativa suele gustarme bastante, sobre todo cuando es “auténtico” y te descubres viendo las cosas de otra forma. Un besazo y muchas gracias por el descubrimiento 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola! Yo a diferencia de Kate, me gusta leer libros que pueden llegar a ser duros, porque siento que muestran algo que se evita mirar por cuenta propia. Y que sea una antología lo hace 100 veces mejor. Buenísima la reseña. ¡Besos!😘

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo soy de las primeras que dicen que no leen para sufrir pero, por algún motivo, este sí me ha llamado la atención. No sé, quizás sea por lo que decís de que la forma de tratar estos temas en las noticias, con esa frialdad y esa distancia, es muy distinta de cómo lo narraría alguien desde dentro. O quizás es que este tipo de historias me resultan menos “pesadas” que dramas más introspectivos porque esos últimos me suelen recordar a mi “querida” autoayuda. Así que definitivamente no descartaría este libro, aunque dudo que fuera de mis primeras elecciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: