“El futuro que hicimos” Óscar Eslava

photo_2018-09-24_17-28-51

Título: El futuro que hicimos.

Autor: Óscar Eslava.

Editorial: Esdrújula Ediciones.

Género/s: Distopía, ciencia ficción.

Nº de páginas: 652.

Autoconclusivo.

 

 

Sin título-5 Sinopsis Sin título-5

El futuro que hicimos da un paso al frente para imaginar una sociedad en que los valores y propuestas nacidos en las plazas y marchas del 15M y la nueva política han cambiado el mundo. La experiencia activista ha inspirado al autor para idear esta visión, una aportación personal sobre cómo podría ser un mundo mejor, con sus esperanzas y sus peligros, de modo que entre todos seamos capaces de construirlo. En una época en que domina la tendencia a imaginar un futuro distópico, “El futuro que hicimos” quiere ser una luz de esperanza, incluso en el mañana incierto al que nos enfrentamos.

Sin título-5 Opinión Personal Sin título-5

El movimiento 15M en “El futuro que hicimos” ha producido un cambio universal, sus exigencias pacíficas de buscar una equitativa división de poderes se han visto aparentemente cumplidas y una nueva sociedad ha nacido en base a estos ideales. Nos ubicamos, sin embargo, mucho tiempo después, en el 2081. España forma parte con otro conjunto de países de la Cooperativa Integral Internacional (CII) y se rigen por unos modelos de sociedad donde hay una igualdad hasta alienadora. Ese es el detonante de nuestra historia, cuando Diego García, miembro de una cooperativa que está inmersa en un proyecto, hace un descubrimiento que podría alterar el orden del mundo entero. La ambición, el estímulo, el reconocimiento, su esfuerzo recompensado… Diego es consciente que el premio en su sociedad es equitativo para todos los miembros de su cooperativa, desde el que únicamente trae café hasta él, que se ha implicado hasta desatender su vida personal y que es el auténtico impulsor tanto del proyecto como el que lo ha llevado hasta el final, hasta lograr el objetivo. Y eso es injusto. Por eso la tentación de vender su proyecto en el Mercado Libre, países y transcorps (grandes empresas fuera del espacio cooperativo) que se rigen por el capitalismo neoliberal, que incentivan y compran al mejor postor, donde puede saborear la libertad que pueda costearse, le resultan sumamente seductoras… al punto que toma su proyecto y abandona España con él. Éste será el desencadenante de esta novela coral donde un gran número de personajes se verá implicado en mayor o menor medida en la recuperación de este proyecto, al principio por ambición, después por la supervivencia de sus respectivos países ante la inminente falta de recursos sumado a un gran cambio climático y una amenaza humana fuera de lo común.

Óscar Eslava nos muestra un futuro donde cada uno tiene su punto de vista ideal de sociedad. Los quincemayistas no apuestan por una diferencia de clases y el estado de bienestar es completo para todos, así como la propiedad privada es básicamente una utopía pues hasta los pisos son compartidos prácticamente por grupos familiares durante X tiempo, dependiendo de su capacidad. Los miembros del Mercado Libre por el contrario encuentran esto un retraso de alguna manera: no tienes posibilidad de ascender y mejorar, no hay auténtica privacidad. Uno  de los sistemas brinda oportunidades constantes para mantenerse incluso con tiempos estipulados para el trabajo casi risibles y una contribución a la cuota social entre todos, otro te obliga a buscar métodos para crecer de una forma más ambiciosa y mejor recompensada personalmente. Uno cree en todos, el otro valora la individualidad. Sin embargo eso no impide alianzas y formas de entendimiento entre ambos puntos de vista para X cuestiones, después de todo no deja de existir la política y la mejor conveniencia para unos y otros con lo que el opuesto pueda aportar. Algunos lo ven bien, otros como un mal inevitable y una tercera parte como una traición.

Esta historia está hilada por unos largos capítulos que nos enfocan en distintos personajes. Incluye conceptos nuevos de carácter general en la sociedad que nos muestra y que después abrevia en siglas tras haberlos mencionado una vez anteriormente. Esto puede hacer que busquemos su significado en varias ocasiones, lo cual en la versión física no es un problema gracias al glosario del que se dispone al final del libro… pero que puede dificultar su lectura digital. Es algo que llega a resultar denso junto a lo extenso de los capítulos, pues Eslava nos habla de conceptos en muchas ocasiones técnicos que hay que cazar rápidamente para continuar un ritmo de acción trepidante, hace tener que hacer detenciones en la lectura que nos obliga a salir en algún momento, sin  embargo es cierto que igual de rápido te vuelve a atrapar. No hay autentico tiempo de “calma”, en la novela siempre sucede algo pues va preparando el terreno constantemente para un giro final con un desenlace inesperado. Nos salpica de pistas durante todo el escrito, nos da piezas de un rompecabezas que, en las últimas doscientas páginas, nos construye rápidamente dándonos una auténtica y magnífica sorpresa. Lo que en un principio parecía una historia más sobre encuentros y desencuentros ideológicos esconde mucho más, alzándola a una narración más compleja de lo que aparentemente parece.

La literatura de “El futuro que hicimos” usa una prosa directa, mucho más enfocada a la acción de esa forma tan común en las distopías. Es a veces hasta precipitada pero indudablemente visual según vas leyéndola, como una película en la que las escenas suceden rápidamente delante de tus ojos lo que la vuelve muy fluida a nivel narrativo.

En un principio los personajes más emblemáticos giran en torno a Diego García, que se nos ofrece en primer lugar como un protagonista casi icónico por su rebeldía. En seguida nos percatamos que es una novela coral y no solo por parte de los que han tenido contacto con él. Encontramos capítulos, siempre en tercera persona, desde el punto de vista de la portavoz de  la Coorporación Integral Internacional a un miembro que despunta en una transcorp hasta una joven integrante de un colectivo que cree fervientemente en esa sociedad igualitaria hasta un punto radical. Es curioso como personas tan diametralmente opuestas, desde formas de pensar a edades y personalidades, acaban lentamente vinculándose en la columna vertebral de la historia. Lo creíble de su nivel de implicación sin encontrarlos forzados ni fuera de lugar. E, incluso, con la dificultad que conlleva el número abundante que son, como evolucionan a lo largo del tiempo en el que transcurre la trama en la medida de lo posible.

“El futuro que hicimos” es lo que promete, una historia amena que con una nota de ciencia ficción y distopía te hace plantearte hacia qué lado de la balanza pondrías más peso en caso de verte envuelto en una sociedad así. Son cuestiones inconscientes pues la novela no deja de ser puro entretenimiento, con mensaje, pero escondido en acción y tecnología, a veces incluso humor, otras aprensión. Leerla es pura desconexión sin desvincularte del todo de la actualidad, moviendo los engranajes de tu mente sin que apenas te des cuenta de ello.

Sin título-5 Puntuación Sin título-5

Puntuación calcetín 4


Agradecimiento especial a Esdrújula Ediciones por invitarnos a adentrarnos en esta distopía, por darnos a conocer a Óscar Eslava, un autor al que seguro leeremos en más ocasiones y por confiar en nosotras para reseñar este libro.

esdrújulaÓscar Eslava

 

Anuncios

4 comentarios sobre ““El futuro que hicimos” Óscar Eslava

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: