“Matadero Cinco” Kurt Vonnegut

Portada libro

Título: Matadero Cinco.

Autor: Kurt Vonnegut.

Editorial: Anagrama.

Género: Ciencia ficción, bélico.

Número de páginas: 188.

Autoconclusivo.

 

 

Sin título-5 Sinopsis Sin título-5

Matadero Cinco catapultó a Kurt Vonnegut como uno de los grandes ídolos de la juventud norteamericana y se convirtió de inmediato en un clásico de la literatura contemporánea. Una historia amarga, conmovedora y a la vez divertidísima, de la inocencia confrontada con el apocalipsis, «una novela con ribetes esquizofrénico-telegráficos», en palabras de su autor. Kurt Vonnegut fue hecho prisionero en la Segunda Guerra Mundial y se encontraba en Dresde cuando esta ciudad fue bombardeada y arrasada por la aviación norteamericana; este hecho le marcó profundamente y decidió escribir un libro en torno a ese tema: “Matadero Cinco”.

La historia de un superviviente de la matanza que, muchos años más tarde, es raptado y transportado al planeta Trafalmadore es una de las muchas tramas que se entrecruzan en una obra profundamente innovadora, en la que resplandecen cegadoras metáforas de la nueva era y en la que los pasajes de ciencia-ficción funcionan a la manera de los payasos de Shakespeare.

El humor, a menudo muy negro, es esencial en la obra de Vonnegut, quien ha afirmado que «lo cómico es parte tan integral en mi vida que empiezo a trabajar en una historia sobre cualquier tema y, si no encuentro elementos cómicos, la dejo».


Sin título-5 Opinión Sin título-5

Matadero Cinco es la historia de un hombre que sobrevive a la Segunda Guerra Mundial, el antes y el después de esta en un episodio que marca el libro y la vida del protagonista: el bombardeo de Dresde. Pero… ¿qué importancia real tiene algo así cuando, para él, el tiempo no es lineal? Raptado por los extraterrestres tralfamadorianos tras la guerra y llevado a su planeta, comprende que la vida son momentos simultáneos, que todo sucede a la vez, todo es, ahora. El pasado y el futuro no existen y va dando saltos temporales donde nos relata su historia, un juego de supuestos flashbacks y flashforwards que en realidad no siguen una línea temporal sino que el protagonista, viviéndolo en presente, asume los episodios itinerantes con normalidad en esos “viajes” en el tiempo.

Tintes autobiográficos salpican esta obra. Vonnegut, en su tierna juventud, vivió en sus carnes el episodio del bombardeo. Un prolongado ataque aéreo tuvo lugar en la ciudad alemana de Dresde y aún a día de hoy sigue viva la discusión sobre el motivo, la relevancia y la necesidad de tal ataque así como su importancia y el número de víctimas. La polémica está servida, la incomprensión ante el horror también.

Vonnegut necesita expresar su experiencia, la violencia, las consecuencias… ¿para qué? ¿Por qué? La guerra no tiene auténtica explicación para él y es lo que trata de transmitirnos página a página. Ni siquiera sabe cómo escribirlo. El libro sobre el bombardeo de Dresde y su inutilidad, de lo que fue testigo durante la guerra siendo demasiado joven, ronda por su cabeza noche tras noche durante muchísimo tiempo. ¿Pero cómo plasmarlo? Tras el primer capítulo donde conocemos al escritor y sus dificultades, nos presentan al protagonista auténtico de la obra. La máscara anodina, naturalmente resignada y aparentemente tranquila que cuenta la historia de Vonnegut y muchos otros: Billy Pilgrin.

Billy sobrevive. Billy gana la batalla a la muerte. Billy puede recuperar su vida y regresar al calor de un hogar, a los brazos de una prometida enamorada, a la promesa de un futuro. Pero, pese a ello, algo ya ha hecho “click” en su cabeza. Asume con normalidad su capacidad de “viajar” a otros momentos de su vida como si abriese un libro y, aleatoriamente, leyese una página. No tiene un control sobre ello. Vive una y otra vez las escenas con la premisa tralfamadoriana de que, ya que no se pueden cambiar y no existe el concepto de libre albedrío, se aferre a los momentos felices. Porque todo ya ha sucedido, está sucediendo y sucederá igual.

¿Qué valor entonces tiene una guerra? ¿El horror? ¿El miedo? Es absurdo. Un sinsentido. Es remarcado aún más ante situaciones como un fusilamiento de un profesor tras el bombardeo porque toma una tetera que no le pertenece. Un ejemplo de humor mordaz que extrapola ese absurdo. El propio Vonnegut nos ilustra con unas palabras muy reveladoras:

“Mira, Sam, si este libro es tan corto, confuso y discutible, es porque no hay nada inteligente que decir sobre una matanza. Después de una carnicería sólo queda gente muerta que nada dice ni nada desea; todo queda silencioso para siempre. Solamente los pájaros cantan.
¿Y qué dicen los pájaros? Todo lo que se puede decir sobre una matanza; algo así como «¿Pío-pío-pi?»”

La importancia de una guerra se desdibuja por completo, solo una sucesión de vidas que se pierden, como lo viven las personas que están realmente ahí. En mi caso los saltos temporales provocaban una ruptura del clímax de la escena que estaba leyendo, hasta el punto que Billy perdía esa humanidad en la que reflejarnos todos. El protagonista es en realidad un hombre destrozado que, cuando regresa a su país y es internado, es incapaz de mirar a su madre porque no se siente agradecido por la vida que ella le ha dado y se esconde bajo las sábanas cuando le visita. Que ante los ojos de un grupo que toca en una fiesta de aniversario con su mujer, se desploma. Que ve en la televisión una escena de bombas aéreas cayendo sobre una ciudad y da marcha atrás para verlas retroceder, para poder leer otra historia diferente a la del conflicto. Que asume que unos extraterrestres le han mostrado otra forma de ver el mundo y que debe compartirla. Que al final no teme a la muerte porque su cabeza le dice que así ha de ser, que su muerte solo es “otro” de esos momentos que tiene que presenciar. Esas pequeñas perlas considero que apenas se pueden disfrutar en un momento de sincronía con la historia al que no siempre se te permite llegar.

Admito que no siempre me ha resultado fácil ponerme en la piel de Billy porque en realidad Vonnegut te ofrece una sátira de la guerra, de episodios absurdos que nadie entiende porque suceden pero que en un momento de conflicto la gente asume. La brutal huella que deja una matanza la captas entre unas líneas que hasta te pueden sonsacar una carcajada escéptica, de auténtica incredulidad por lo que ocurre.

 

Sin título-5 Puntuación Sin título-5

Puntuación calcetín 3

 

Sin título-5 Dato curioso Sin título-5

Hay que decir que el libro ha cosechado mucho éxito, hasta el punto de que esta historia fue llevada al cine por el director George Roy Hill, en 1972, con la productora Universal Pictures y nominada a diversos premios.

Portada película


Recordad que siempre podéis hacernos peticiones sobre cualquier libro del que queráis una reseña.

3 comentarios sobre ““Matadero Cinco” Kurt Vonnegut

Agrega el tuyo

  1. Hola Laura Hola Tamara!
    Pues la verdad es que me habeis frito muy mucho la cabeza con esta entrada.
    Madre mía en un principio dije ¿bombardeo? si tiene que ser interesante.
    Pero luego conforme os iba leyendo me ha venido tanto a la cabeza el libro de Guía del autoestopista galáctico que he echado a correr y no he parado hasta llegar a la luna… madre como me aburrió ese libro y como lo sufrí.
    Muchas gracias por la reseña pero no me gustan mucho estos libros.
    un saludo.

    Me gusta

    1. ¡Hola, siempre es un placer leerte por aquí!
      Lo cierto es que tienes razón, este libro es iniciarlo con la mente abierta y estar dispuesta a… que te vuelve la cabeza, claro, jajaja. La pretensión de su escritor su cumple: el absurdo, pero eso no siempre es fácil de leer.
      Si que si te interesa la parte del bombardeo quizá debas darle la oportunidad en algún momento que estés receptiva porque si te habla como testigo de ello y está bien narrada, claro que… los saltos temporales, igual viendo tu sufrimiento anterior, sí que te costará tragarlos. En cualquier caso, si un día decides leerlo, ya nos contarás como lo has vivido, jajaja.
      ¡Un saludo afectuoso!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: